LATINOAMERICA (Marzo 16 de 2020).     La endoscopia es un lugar donde los pacientes y los médicos tienen una distancia muy cercana y los médicos están expuestos a salpicaduras, moco o saliva durante los procedimientos, especialmente en la endoscopia gastrointestinal (GI) superior. Además, se ha postulado la transmisión oral-fecal como una ruta potencial para la transmisión de COVID-19. La endoscopia es también un lugar con una importante concentración de personas (personal, pacientes, cuidadores, parientes, etc.) Por ello, es de suma importancia establecer normas detalladas y estrictas para proteger tanto al personal como a los pacientes.

Aunque el personal sanitario que trabaja en las unidades de endoscopia no participa directamente en la evaluación diagnóstica y terapéutica de los pacientes positivos para la COVID-19, la endoscopia debe seguir considerándose un procedimiento de riesgo. Este riesgo de exposición y posterior infección del personal de endoscopia es, de hecho, considerable en los casos de pacientes con enfermedades respiratorias que pueden propagarse por vía aérea.

El riesgo de exposición del personal de endoscopia tampoco se limita a los procedimientos de endoscopia superior, habida cuenta de la reciente detección del virus del SARS-CoV en las muestras de biopsia y las heces, lo que sugiere una posible transmisión fecal-oral. Esto podría ser aún más pertinente dado que la transmisión del virus puede ocurrir durante el período de incubación en pacientes asintomáticos.

El establecimiento de medidas y directrices de prevención de la infección en un departamento de endoscopia es esencial para crear un entorno de alta calidad y extremadamente seguro para proteger tanto a los pacientes como al personal. En esta nueva era del brote de COVID-19, es imperativo que estas medidas se apliquen y mantengan para evitar una mayor propagación de la enfermedad.

“Reconocemos que los miembros de la ASGE y sus pacientes en todo el mundo deben ser diligentes en el mantenimiento de la salud individual y, al mismo tiempo, reducir al mínimo la perturbación de las prácticas endoscópicas cotidianas y las economías regionales en general”, dijo John Vargo, MD, FASGE, Presidente de la ASGE. “Es un momento difícil para todo el mundo, y los endoscopistas y los médicos tienen la responsabilidad adicional de proteger tanto a los pacientes como a su propio bienestar”.

Lea el artículo de GIE
La ASGE desea expresar su agradecimiento a los autores por compartir su experiencia de primera mano con otros profesionales médicos de todo el mundo. En la actualidad se encuentran en medio de la prestación de cuidados críticos a los pacientes en su institución médica, pero consideraron que era importante compartir también sus conocimientos para reducir al mínimo el impacto mundial de este brote.

Acerca de la Sociedad Americana de Endoscopia Gastrointestinal
Desde su fundación en 1941, la Sociedad Americana de Endoscopia Gastrointestinal (ASGE) se ha dedicado a avanzar en el cuidado de los pacientes y la salud digestiva promoviendo la excelencia y la innovación en la endoscopia gastrointestinal. La ASGE, que cuenta con más de 15.000 miembros en todo el mundo, promueve los más altos niveles de formación y práctica endoscópica, fomenta la investigación endoscópica, reconoce las contribuciones distinguidas a la endoscopia y es el principal recurso para la educación endoscópica. Se puede visitar www.asge.org y www.screen4coloncancer.org para obtener más información y encontrar un médico calificado en su zona.

Fuente: Central de Noticias AndeanWire

Source: AW-Peru